jueves, 4 de junio de 2009

Tratado de Kioto

CAMBIO CLIMÁTICO

Greenpeace exige que se deje de comprar derechos de emisión y se cumpla Kioto




La responsable de la campaña del cambio climático de Greenpeace, Aída Vila, ha exigido hoy al Gobierno español que "deje de basar su estrategia del cumplimiento del protocolo de Kioto en la compra de derechos de emisión" y tome medidas para reducir sus emisiones.

EFE Vila ha realizado estas afirmaciones hoy en Bilbao a donde ayer llegó el barco insignia de Greenpeace, el Rainbow Warrior, en el marco de la gira que esta organización está realizando con motivo de su 25 aniversario en España y donde se está difundiendo el informe "La crisis del clima. Evidencias del cambio climático en España".

Vila ha pedido en concreto que "los 3.000 millones de euros que el ministerio de Medio Ambiente pretende destinar a la compra de derechos de emisión se destinen a las mediadas que son realmente efectivas para luchar contra el cambio climático".

"Hay que rescatar el clima" ha insistido Vila, quien ha destacado la importancia de que en la cumbre mundial de diciembre en Copenhague los países desarrollados aprueben una reducción conjunta del 40% de sus emisiones de CO2 y pongan sobre la mesa 110.000 millones de euros (2.700 millones de euros España) para que los países en desarrollo puedan hacer frente a la crisis.

En la rueda de prensa también ha estado director de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, quien ha destacado la importancia de modificar los planes energéticos para luchar contra el cambio climático.

"No se puede luchar contra el cambio climático invitando a los ciudadanos a usar menos el coche. Eso es atacar un cáncer con una aspirina", ha añadido el director de Greenpeace quien ha alertado de que "el cambio climático no es una teoría científica sino una realidad constatada".

Así se ha hablado de los efectos que para el País Vasco está teniendo el cambio climático, del incremento medio de la temperatura en España, que según ha dicho Vila aumentó 1,5 grados centígrados durante el pasado siglo (por encima que la media europea que está en 0,95 grados), o de la "mediterranización" que se está produciendo en en el norte peninsular y sus consecuencias.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Una solución para que no se compren derechos de emisión sería poner sanciones por el triple de lo que cuestan estos derechos, asi los gobiernos no los comprarían y gastarían ese dinero en energías renovables o en educación o en intentar paliar la crisis invirtiendo dinero en el pequeño comercio y en los autónomos

José Alberto Giménez 1ºBAHA

Anónimo dijo...

una noticia por lo que se ve muy extendida ya que he intentado buscar informacion y siempre me ha salido el mismo texto publicado ya en este pagina.asique no podre aportar información pero si mi opinion que no es otra que estar neutro ante esto porque aunque comprar los derechos de emisión sea positivo para los paises en desarrollo el tratado de kioto no se hizo con otro fin que con el de disminuir las emisiones y si en vez de invertir en disminuir las emisiones nos limitamos a comprar los derechos de otro pais.
la unica solución intermedia seria hacer una legislación que de cada x dinero invertido en disminuir las emisiones se puedan invertir K dinero en comprar derechos, asi el k mas investigue tendra más derechos..

un saludo

FLORENCIO MURIES ESCOLANO 1ºBACA

Lorena Serna Mestre 1ºBAHA dijo...

Equipos de expertos europeos y estadounidenses diseñaron dos modelos, a través de cálculos y proyecciones, sobre la evolución del calentamiento del planeta según diferentes escenarios de emisiones de gases con efecto invernadero.

La temperatura de referencia son los dos grados por encima de los niveles de 1990 porque hay 110 países en el mundo, equivalentes al 20 por ciento de la población global, que se han comprometido a reducir emisiones para alcanzarla, explicaron los autores.

Un equipo británico dirigido por Myles Allen, de la universidad de Oxford, hizo una simulación de calentamiento según diferentes variables de acumulación de carbono.

Así, teniendo en cuenta incertidumbres en el ciclo del carbono, su estudio revela que la emisión total de 3,7 billones de toneladas de CO2 -de los cuales casi la mitad ya se habrían emitido- equivale a un calentamiento probable de dos grados.

os autores advirtieron en una rueda de prensa de que la imposición de objetivos para limitar el calentamiento global sólo será eficaz si se trabaja con un presupuesto de carbono acumulado, es decir, teniendo en cuenta el carbono total -en este caso, casi cuatro billones- que se puede inyectar a la atmósfera para mantenerse por debajo de la temperatura considerada peligrosa.

sí, tras considerar las emisiones de dióxido de carbono junto con los efectos de calentamiento o enfriamiento de otros elementos ajenos al CO2 que también contribuyen al clima, hallaron que unas emisiones totales entre 2000 y 2050 de 1.400 gigatoneladas de CO2 darían una probabilidad del 50 por ciento de exceder el límite de dos grados al final del siglo XXI.


Pienso que como no empecemos a intentar evitar el cambio climático y las emisiones de CO2 pagaremos las consecuencias, no solo nosotros las generaciones que vienen, no podrán disfrutar de algunos lagos, no habrán visto nunca a Groenlandia helada, zonas que anteriormente estaban medianamente pobladas de vegetación convertidas en zonas desérticas, el agua en algunas zonas escaseará de manera notable...

DEBERÍAMOS LUCHAR CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO!

PONLE FRENO :)




Lorena Serna Mestre 1ºBAHA

Pablo Jaén dijo...

Según el Registro Nacional de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero:
Las emisiones totales de los sectores sujetos al comercio de derechos de emisión han
disminuido un 12,4% en 2008 respecto al año anterior.
El sector de generación eléctrica, responsable de más del 50% de las emisiones de los
sectores afectados ha registrado una disminución del 16,1%. La evolución de las
distintas tecnologías es muy dispar. Así, las emisiones en generación con carbón
disminuyen un 36,3%, mientras que las correspondientes al ciclo combinado aumentan
en grado similar, un 32,9%. Se pone de manifiesto, pues, un desplazamiento dentro la
generación térmica hacia la tecnología menos emisora.
En los sectores industriales se observa una disminución de las emisiones en 2008
también muy notable, que alcanza el 10,2%.
En lo que respecta a la comparativa entre emisiones y asignación de derechos,
considerando el conjunto de instalaciones afectadas por el régimen de comercio de
derechos de emisión, se da un déficit del 5,9%.
CIERRES
Desde que se aprobó la asignación individual a las instalaciones incluidas en el Plan Nacional
de asignación 2008-2012, hasta el 28 de febrero de 2009, fecha en que se transfirieron los
derechos correspondientes a la segunda anualidad se han recibido las extinciones de
autorización correspondientes a 27 instalaciones. Estas extinciones supondrán, a lo largo del
período 2008-2012, unos 2 millones de derechos que revierten en la reserva de nuevos
entrantes.
Ésto parece ser un dato muy positivo pues ser reducen las emisiones y también los derechos de emisión.

Anónimo dijo...

Uno de los aspectos contra el cambio climático es la vigilancia que la Consejería de Medio Ambiente ejerce a través del control de la calidad del aire y los informes de emisión de las instalaciones industriales afectadas por los derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

El Registro nacional de derechos de emisión de gases de efecto invernadero es el instrumento a través del cual se asegura la publicidad y permanente actualización de la titularidad y control de los derechos de emisión. Este Registro permite llevar la cuenta exacta de la expedición, titularidad, transmisión y cancelación de los derechos de emisión y de las unidades definidas en el ámbito del Protocolo de Kioto.

El Protocolo de Kioto sobre el cambio climático es un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de gases provocadores del calentamiento global.

El sector del transporte es otro de los frentes más significativos a la hora de plantearse la reducción de las emisiones de los gases de efecto invernadero ya que más del 90% de la energía utilizada en este sector proviene del petróleo y, de no cambiar este habito, en el futuro pueden aumentar las importaciones.
Frente a este panorama se plantea la utilización de biocombustibles que se producen con ya pueden usarse en los vehículos actuales.


España, desde 1990 tuvo un crecimiento económico espectacular, debido a un aumento del transporte y el consumo energético de las familias y la industria. Esta explicación se debe al hecho de que el consumo energético es directamente proporcional al desarrollo económico y el nivel de emisiones de CO2 es proporcional al consumo energético. Por ello, dentro de un mercado libre y competitivo en la Unión Europea, España está en desigualdad de condiciones con respecto al resto de países. Además, España, bastante alejada de sus compromisos, es el segundo país mundial en producción de energía eólica y el país referencia en % de energía renovable sobre la total consumida. El objetivo de España debe ser el de seguir este camino de aumento de renovables, aumentar la eficiencia de los consumos y exigir la igualdad en limites de cantidades de CO2 por habitante y año con los demás países de la Unión Europea.

En definitiva, estoy de acuerdo con Vila, en vez de gastar miles de euros en comprar derechos de emisión, podríamos invertirlos en fabricar maquinaria que no emita gases que contribuyan a aunmentar el efecto invernadero y que además resulten más eficaces y económicos.


Un saludo.

Lourdes E. Sabater Rubio 1ºBACA

Anónimo dijo...

Bueno están en lo cierto todas las personas de greenpeace contra este evidente y repentino cambio climatíco en el planeta y que si no hacemos nada,pronto todo lo que conocíamos asta ahora será muy diferente ,ya que todas estas repercusiones se verán en la subida de las temperaturas,del nivel del mar y desde luego como no en la subida de la temperatura.

Por todo esto que nos está sucediendo y digo nos porque es un problema que nos concierne a todos y cada uno de intentar solucionar la gran crisis por la que estamos pasando y que por ello devemos proteger a nuestra madre tierra.

Los políticos no hacen más que decir cosas sobre que "estamos haciendo todo lo que podemos y por eso vamos a respaldarnos en la compra de emisiones", lo que tienen que hacer es intentar que las personas se conciencien con todo lo que esta pasando utilizando progamas,publicidad...pero lo que no se puede acer es coger como a dicho en representante aquí en España de greenpeace,que decir a la gente que coga menos el coche no va hacer nada porque cuando oyeran eso no lo acatarían la mayoría y aún así los que más defienden a nuestro planeta dando conferencias y mítines intentando mejorar todo esto son incluso a veces los que más gastan,por ejemplo Algore,que según unos datos recogidos en un programa de la radio era uno de los Estado Unidenses que más consumía luz y emitía más co2 al transportarse un limusina que eso consume más gasoi que un coche normal.

En resumen,el gobierno tiene que dar a la gente mejor imagen, emitiendo como ya he dicho pogramas,mítines,etc y no fundamentarse tanto en los derechos de emisión.

Y en cuanto a las personaas creo que no hace falta decir que tenemos un grave problema desde hace ya mucho tiempo y seguimos sin hacer nada por evitarlo, así que ahi que intentar hacer por nuestro planeta y por nosotros una moderación en todas las cosas que podamos utilizar y que estas contaminen la tierra.

Rebeca Martínez Campillo 1ºBAH A

Antonio dijo...

Yo veo muy bien por parte de Greenpeace que se trate de inculcar una política correcta como es cumplir con las leyes pactadas y se dejen de sobornos o de especulaciones a la hora de cumplirlas pero también deben tener en cuenta que el sistema mundial que hemos creado y que somos responsables de ello, es muy injusto y esto será muy difícil que cambie.

Los países más ricos y poderosos del planeta son los que más contaminan, eso es cierto y los más pobres los que menos contaminan ya que su desarrollo tecnológico es muy bajo.
Con esto me refiero a que muchos de los países más ricos que ven una puerta abierta tratan de colarse y crean centrales nucleares en los países más pobres como excusa al incumplimiento del protocolo.
Esto lo hicieron varios países como EEUU o Rusia y en principio no se les impuso ninguna multa o sanción, algo muy hipócrita.

Por tanto, en mi opinión, Greenpeace a su vez que realiza actos como éste, debería preocuparse por las injusticias tercermundistas provocadas por los países que abusan de ellos y denunciarlas.

Antonio José Gutiérrez Romero
1º BACA

Daniel dijo...

Esta noticia la incluí en mi trabajo de investigación, una noticia importante a la vez que interesante, muestra la importancia de que España empiece a cumplir el protocolo de kioto como es debido, y no se dedique a camuflarlo con la compra de derechos de emisión de co2, es decir las empresas pagan al gobierno para contaminar, y mientras a nosotros nos dicen que debemos reciclar, utilizar menos el coche,etc.

No me parece correcto que mientras a unos nos hacen preocuparnos por cumplir, a otros les den vía libre para faltar el respeto a la naturaleza y no cumplir con Kioto.

Como dicen "el cambio climático no es una teoría científica sino una realidad constatada", por eso TODOS debemos colaborar, y evitar que sigan el aumento de temperaturas, el avance de la desertización, el deshielo.

Nosotros somos los responsables de todo esto, y deberíamos de responder de nuestros actos.

Daniel Martínez Amorós 1ºBah a

Anónimo dijo...

Para comenzar cabe destacar la astucia española...
¿cómo se pretende destinar unos fondos para comprar los derchos de emisión en vez de destinarlos para generar estructuras de energía renovable?.
Comprando derechos de emisión fomentamos el problema aún más, es decir, hacemos apología de la magnífica "cuenta bancaria" que tenemos.
Estamos diciéndole a nuestra sociedad "consumid todo cuanto queráis, no importa lo que gastéis, no importa lo que desprendamos, porque como tenemos capital, ya pagaremos a alguien para que nos quite el problema". Y NO, asi no tenemos que solventar el problema, debemos invertir en estructuras de energía renovable, y si nos sobran emisiones de Co2, y ya lo hemos intantado todo. Como último recurso se podría aceptar la compra/venta de derechos de emisión. Puesto quw ya hay negocio en ello, os adjunto un página en la que se compra/venden este tipo de derechos.
http://www.sendeco2.com/

PABLO VIANA LUJÁN 1ºBACA

Anónimo dijo...

A los países desarrollados no nos importa la contaminación en los demás países, sólo nos importa lo que suceda en el nuestro, por ejemplo Inglaterra se acerca más al tratado de Kioto pues kontamina menos debido a que tiene grandes y muy importantes fabricas y petroleras en sudáfrica.

Al fin y al cabo a estos gobiernos les da igual la contaminación y los diferentes gases que se explusen a la átmosfera, mientras no afecten a sus propios países y no hayan criticas hacia los propios gobiernos de contaminación en su propio país.

Todos necesitamos energía, pero hemos de ir concienciandonos nosotros y a nuestras nuevas generaciones de actos tan simples y tan contidianos como seria el separar los envases, cerrar más el grifo de la duxa, evitar coger el coxe y dar un paseo, evitar coger el ascensor si no es necesario, y todos estos pequeños cambios en nuestra simple rutina que ayudarían a acercarnos más a unas promesas que dijo nuestro gobierno hace muchos años en Kioto y que a dia de hoy se las ingenia para no pagar las multas de emisiones mediante derechos cuando se podía invertir en desarrollo de nuevas y limpias energías.

Para romper un poco con la dinámica negativa de mi comentario aquí les dejo con un entrañable capítulo ''Del Tio la Vara'' dedicado al tratado de Kioto


http://www.youtube.com/watch?v=ooxMarOSVVo


Miguel Viana Luján 1ºBACA

Carolina dijo...

El gobierno español no puede intentar solucionar que superemos las emisiones estipuladas por Kioto comprando derechos a otros países. Ni es moral, ni nos conviene tanto a nivel personal (el cambio climático nos afecta a todos) como económico…
Los países desarrollados están bajo intensa presión para acordar reducciones para 2020 en las emisiones de gases de efecto invernadero, para intentar sellar un pacto a final de año que sustituya al protocolo de Kioto, uno más severo y más productivo que éste actual.
La intención es que este acuerdo post-Kioto lo sustituya a partir de 2012, sólo se logrará si los países industrializados se comprometen en serio con la reducción de las emisiones, y de momento, nosotros mismos, no lo estamos cumpliendo… (mal vamos)
Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Italia y Portugal son otros entre tantos de los que estamos metidos en el saco.
Esperemos que con Kioto no pase lo mismo que con aquella cumbre internacional para hablar sobre los problemas de alimentación en el Tercer Mundo: quienes se reunieron se pusieron las botas, gastronómicamente hablando, mientras que al mismo tiempo morían miles de niños en otro lugar del Planeta por culpa de la hambruna.
¿Para qué sirve una cumbre en la que se va a hablar de un documento firmado por un buen puñado de representantes de países que prácticamente todos incumplen?
Las reuniones están bien si son efectivas, pero así… resulta incomprensible, es una pérdida de tiempo.
Ponemos en alerta a medio mundo por una gripe que aún no causa más muertes que cualquier otra enfermedad, mientras siguen sin acceder a la medicación millones de enfermos de sida en todo el mundo.

Mmmm… ¿dónde está aquí la buena política?
Gobierno, directivos de empresas, instituciones, y todas las personas en particular… tomen una decisión rápida y pónganse manos a la obra. El tiempo no se parará por mucho que cantemos la famosa canción… “reloj, no marques las horas….”

El tiempo es oro, toneladas de polución y VIDAS…

Carolina Serna Berná 1ºBACA

Edén dijo...

Hola,
lo primero decir que no he querido comentar en ésta noticia que he subido hasta que algunos de vosotros os animarais a hacerlo porque quería ver cómo reaccionabáis. Decir que es una de las noticias que he incluido en mi trabajo de investigación del tercer trimestre ya que me parecía una noticia muy interesante y que desconocía hasta el momento, por esa razón quise subirla aquí, para que todos fueseis conscientes.
Por un lado, esta noticia me impactó mucho ya que yo pensaba que el protocolo de Kioto era un tratado que estaba muy controlado por la ley y que que comprar derechos de emisión era ilegal; pero al pensarlo fríamente y desde otra perspectiva llegué a la conclusión de que quizá era mejor que los países que no pudieran cumplir a raja tabla lo acordado en Kioto es mejor que compren los derechos de emisión a otros países que no los necesitan lo cual supone una ayuda económica por algo que no les hes necesario, pero volviendo a lo que he dicho anteriormente, todos los países deberían cumplir lo acordado y si no pueden hacer frente a las emisiones deberían imponer una ley para que esto se regule.