lunes, 25 de mayo de 2015

Comprar, tirar, comprar. La historia secreta de la obsolescencia programada.



"Baterías que se 'mueren' a los 18 meses de ser estrenadas, impresoras que se bloquean al llegar a un número determinado de impresiones, bombillas que se funden a las mil horas... ¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos? ¿Quieres saber dónde terminan?"
"Comprar, tirar, comprar"; un documental que nos revela el secreto: obsolescencia programada, el motor de la economía moderna. Rodado en España, Francia, Alemania, Estados Unidos y Ghana hace un recorrido por la historia de una práctica empresarial que consiste en la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo porque, como ya publicaba en 1928 una influyente revista de publicidad norteamericana, "un artículo que no se desgasta es una tragedia para los negocios".

55 comentarios:

francisco antonio zafra navarro dijo...

Este video nos presenta una crítica hacia las grandes empresas que cada vez crean productos más defectuosos y nos habla de la obsolescencia programada, la obsolescencia programada es la forma que tienen las empresas de determinar la vida útil de un producto. En mi opinión es cierto que las grandes empresas en ocasiones se pasan hacia productos casi de usar y tirar, pero tampoco podemos ponernos en una posición tan drástica como la del video, vivimos en una sociedad capitalista basada en el consumismo, y si no se consume nuestra sociedad se va al garete, si se deja de comprar se deja de fabricar y si se deja de fabricar una gran cantidad de personas quedarían en el paro. No podemos criticar de esta forma, no podemos desechar así como así a la obsolescencia programada, ya que la obsolescencia programada es la fuente y la base de nuestra sociedad. Es cierto que no tenemos cuidado con la huella ecológica y que todo lo tiramos de cualquier forma y deberíamos ser capaces de reutilizar al menos las materias primas de los aparatos que ya no podemos utilizar. También es cierto que en ocasiones las empresas se pasan con la obsolescencia programada, pero en mi opinión en este video también se pasan intentándola desechar así porque así, a nadie nos hace gracia tener que gastarnos un pastón para comprarnos un ordenador nuevo porque el viejo ya se ha roto, pero tú crees que al que hace ordenadores le haría gracia que tu ordenador fuera infinito y no tuvieras que comprarte otro, pues claro que no, su trabajo, su vida depende de que tú te compres un nuevo ordenador. El video también habla de la gran diferencia de clases de nuestro planeta y uno de los señores nos dice que el ideal de felicidad lo cumpliríamos en un sociedad semejante a los años 60 en Francia, pero es que acaso en esa fecha no hubo también desigualdad, aunque sea triste nuestro mundo, nuestra evolución, nuestra forma de ser funciona en la base de que solo los fuertes sobreviven (selección natural) y tristemente eso es algo que no podemos cambiar. Es cierto que esto se cumple de una forma realmente injusta. Para finalizar quiero concluir diciendo que si tan dispuestos a desechar la obsolescencia programada y mandar al garete nuestra sociedad, que por lo menos se digne en decir cómo podríamos vivir sin ella. Una serie de productos infinitos y nuestra sociedad actual son términos que chocan entre si y nunca podrán estar juntos, así que señores ilústrenos y dígannos que debes cambiar.

JoeMartinez18 dijo...

Bueno, creo que aquí muchos quedan en la zona neutral. Sí, es verdad que lo que hacen las empresas es una auténtica estafa a los consumidores y sin duda gastan recursos limitados del planeta. Pero también está la otra cara en la moneda del capitalismo. Este método con la obsolesencia programada efectivamente ofrece trabajos, porque como ya mencionan en la película o en el documental ((Llamen lo como quereis)si no hay demanda porque todo el mundo ya tiene y no le hace falta rápidamente un bien de consumo, entonces la empresa no recibe capital, y si no recibe capital, no puede invertir, y si no invierte la industria se ve hacia un declive y si hay un declive muchas personas pierden su oficio y así las capacidad de pagar su sustento, y esto también resulta ser un aspecto a considerar. Y además, esta obsolesencia programada, cree o no, ayuda en el desarrollo electrónico y mecánico. Por qué? porque se realiza investigaciones donde, aunque sea la aplicación o uso más inútil, la tecnología social aumenta, se perfecciona y hasta se mejora, también es un aspecto útil.

Pero sí, malgastando los recurso geográficos tiene un limite.

Me llamó la atención sobre el comunismo " Nosotros no malgastamos " que es bastante curiosa, ya que dice una verdad respecto a su rival ideológico. Pero claro, hay que admitir que muchos de las personas comunistas tuvieron vidas penosas y sacrificaron la libertad de hombre por esta ideología.

Pero menos mal se pone poco a poco de moda las campañas de reciclaje y conservación, por lo que ahorramos unos materiales, sin ejercer más desempleados.

MIGUEL ANGEL RIVES SANCHEZ dijo...

Considero muy interesante este documental ya que nos habla de algo que si bien todos hemos oido hablar pocos son los que realmente saben de que se trata "La obsolescencia programada" como bien se dice en el video no es algo nuevo y lleva con nosotros desde hace ya casi un siglo como bien se explica en el video con el cártel mundial de bombillas y la bajada de capacidad de estas de 2500 a 1000 horas .Al hablar de obsolescencia programada estamos hablando de consumismo puro y duro ya que se podría decir que practicamente todos los artículos tienen una fecha de caducidad desde los mas baratos a los mas caros , esto si bien tiene su punto ya que activa el consumo y la demanda ,esto hace que haya puestos de trabajo y la economia y la sociedad prosperen.

Sin embargo hay un punto que a los defensores de la obsolescencia programada se les ha olvidado y es que nuestro planeta tiene unos recursos , abundantes si, pero al fin y al cabo limitados ¿Que pasará cuando estos se agoten? Puede que es cierto que para aquel entonces nuestra generación o incluso la de nuestros hijos ya no esten aquí pero ¿Que pasara con los que nos sigan? Se verán con un planeta devastado por el consumismo y el capitalismo puro y duro , personalmente creo que hay que luchar contra la obsolescencia programada ya que no tiene sentido tener un consumo ilimitado en un planeta con unos recursos limitados.

Por último decir que me parece muy curioso la perspectiva de los comunistas respecto a la obsolescencia programada ya que no le encuentraban ningún sentido , si bien su política y economía les restringía totalmente de lo mas importante del ser humano (su libertad) es verdad que tenían mayor conciencia ambiental y consumista que los paises actuales.

medi darioui dijo...

Es un documental bastante interesante que nos explica lo que es la obsolescencia programada que básicamente es determinar la fecha en la que se muere un producto industrial, en la década de los 80 empezó la programación de fechas de caducidad en lo países capitalistas (USA) que era la mayor potencia mundial por su gran producción y la demanda que recibía, todo coincide la obsolescencia programada es lo que mueve el mercado, sino solo nos tenemos que fijar el la Europa comunista y la Europa actual (capitalista).

La obsolescencia programada no solo es determinar el fin de vida de un producto sino que también es la producción de un producto seductor, que atraiga a la gente para comprarlo. También tenemos que tener en cuenta que un producto de larga duración suele ser mas caro lo que producirá menos ventas lo que hará que tal industria o empresa cierre como paso con la productora de bombillas en Alemania.Un ejemplo bastante claro es China que esta creciendo de una manera estratosférica por la gran producción barata pero con poca calidad pero como nosotros lo único que miramos es el precio y como va ser para un solo uso que mas da.

Los productores solo te garantizan las cosas que saben que no se van a estropear a un cierto tiempo por ejemplo; es cuando te compras un ordenador y te dan una garantía de x tiempo que solo te cubre el software pero no te cubren si se rompe te cubren el sistema porque saben lo que va durar.

La pregunta que nos tenemos que hacer los comprantes, ya que los empresarios lo que quieren es vender "que pasara cuando los materiales que se necesiten para la hacer productos se agoten" ya que somos nosotros lo que promovemos la obsolescencia programada, tenemos que intentar comprar solo las cosas que necesitemos y diminuir la compra de caprichos si queremos que este planeta dure mas tiempo.

medi darioui dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Serna Serna dijo...

La obsolescencia programada ha sido, desde la aprobación de “La norma de las mil horas”, un tema con opiniones diversas de las cuales reinan las críticas en su contra, pues la primera impresión que aporta este método es estafa. Sin embargo, antes de dar una opinión basada en la ignorancia es necesario mirar a nuestro alrededor y recapacitar. Habitamos una sociedad capitalista basada en el consumo donde existe un lema no estipulado el cual da nombre al documental “Comprar, tirar, comprar”. Es muy normal que los compradores reaccionen ante la falta de información pero, ¿quién desea durabilidad en sus aparatos electrónicos? Estamos constantemente desechando artículos y muchos de ellos en perfecto estado debido a nuestro ansío de tener el último modelo de cualquier producto. Lo único que hacen los fabricantes con este tipo de métodos es adaptarse a nuestra forma de vida y ofrecer aquello que el comprador busca, novedad.
Por otra parte se ha de mencionar que no todas las empresas ponen en práctica dicho método, ni siquiera en todos sus productos. Por ello y como solución al problema, veo necesaria la información al consumidor de la durabilidad del producto a comprar, de este modo, los compradores podrán elegir por ellos mismos la longevidad de aquello que desean. Asimismo, se podrá verificar qué durabilidad es la más demandada y adaptarse a ella ofreciéndola en mayor número de artículos.

Andrea Gomez dijo...

La sociedad de hoy en día está catalogada para consumir y consumir aunque no sea necesario y aquí es cuando los empresarios introducen el término de la obsolescencia programada es decir, los productos funcionan un determinado tiempo, para de este modo, poder continuar con la cadena: producir, comprar, vender, producir... y así sucesivamente.
Tenemos como ejemplo la bombilla, que fue el primer producto en sufrir la obsolescencia programada ya que llegaron a crear un plan en el que podían controlar con que regularidad , las personas cambiaban de bombilla hasta que se dieron cuenta que sería una desventaja económica el que durasen tanto.
Con la revolución industrial surge el consumo en masa y con ella el ansia de comprar por comprar pero esta ansia se acabó en 1929 cuando se produjo la gran crisis en EEUU. Para salir de la crisis otros países obligaron a que la O.P. fuese obligatoria para así poder equilibrar la economía pero esta idea no se llevó a cabo.
Años después existió el método de comprar por seducción, no por necesidad.
Se han creado diversos inventos, los cuales tuvieron mucho éxito en la sociedad, pero la negativa era que si duraban demasiado las ganancias serian mínimas.

Beatriz Gómez dijo...

Antiguamente las empresas fabricaban productos de larga duración y de mejor calidad, es decir, que podían durar años y no mostrar ningún problema, pero hoy en día la forma de pensar a cambiado mucho y ahora las empresas fabrican los electrodomésticos de manera que tenga un límite de duración.Fabrican las cosas para que te duren unos años y a partir de ahí empezaran a exponer problemas que serán más difíciles de arreglar y tendrán un coste mayor(obsolescencia programada),así pues nos incitan a que consumamos más rápido con el fin de que progrese la economía.
Podemos decir que hoy en día nuestra sociedad se limita a comprar por gusto y para crecer socialmente y no por necesidad.
Sin darnos cuenta caemos en el juego o la trampa que ellos esperan de nosotros.
Al final las empresas nos exponen los productos, nos seducen, para entrar en la cadena económica de producción; cuantos más productos de hagan a menor calidad y precio, más demanda habrá y más fabricación se realizara, cada cierto tiempo se irán cambiando los modelos, para no romper la cadena de consumo.

Blanca Menchon Salinas dijo...

Todo somos testigo de cómo, año a año, los aparatos electrónicos, electrodomésticos, u otros tipo de dispositivos evolucionan, introduciendo grandes mejoras que se introducen en una mejor funcionalidad. Mejoras que , sin embargo, no siempre alargan la vida útil del aparato.

Todo esto de la obsolescencia programada comenzó cuando las grandes empresas se dieron cuenta que si un aparto tenia "larga vida" sus beneficios se reducirían , por tanto, surgió la obsolescencia programada.

Para terminar con la crisis se obligaba a las fábricas a producir objetos que se deteriorasen rápidamente sustituidos por otros nuevos, así reactivar la industria y la demanda de productos.

La mayoría de productos que se retiran están en buen estado , gracias a los puntos limpios donde podemos reciclar esos productos

Apostando Al 13 dijo...

Es increíble el abuso político sobre los trabajadores y como cada vez más nos complican los medios y nos controlan.

La gran idea de que nuestras compras cada vez duren menos propone una sociedad consumista en la que se ha generado una falsa necesidad de llevar siempre lo que esté de moda aunque en ocasiones sea económicamente inalcanzable para algunos bolsillos. La demanda de cada vez más objetos de los cuales realmente no tenemos necesidad o no nos son útiles crea también una contaminación para el medio ya que la mayoría de esos productos no son reciclables y son muy contaminantes, pero esto parece ser no importarle a las grandes potencias mundiales pues llevan estos residuos a lugares subdesarrollados con la excusa de que esa "basura" por llamarlo de alguna manera "son objetos de segunda mano". Lugares como Ghanna son los afectados en estas situaciones en los que en el vídeo, se puede observar a niños rebuscando entre los restos para conseguir algo de chatarra y venderla para conseguir algo de comida.

Si que es cierto que la obsolescencia programada genera más empleo puesto que se debe tener una producción constante, pero retirar objetos del mercado que aun funcionarían si no fuera por los microchip que contienen para que su vida útil sea reducida a casi un 10% de su larga vida en algunos objetos supone un gasto económico y del Planeta que a la larga comprobaremos como esta idea de la obsolescencia programada le afecta.

Yasmín García 1BACA

Amelia Serna dijo...

El tema de la obsolescencia programada nos incube a todos, a cada uno de nosotros sin excepción alguna. Por ello, es hora de poner las cartas sobre la mesa, de hacer un balance y determinar si es realmente la obsolescencia programada lo que da lugar a una nueva necesidad de comprar sin freno alguno, o si, realmente es todo un mito, y tan sólo hacemos uso de este término para intentar justificar nuestro excesivo y , en ocasiones, perjudicial consumo. Esta claro, que por el momento esta incógnita queda sin resolver y que , quizás dentro de unos cuantos años, hallemos la respuesta adecuada.
Eso sí, el mero hecho de que seamos una sociedad consumista por naturaleza, no justifica de ninguna forma la conducta adquirida por los empresarios, ese afán de conseguir más y más ganancias cada vez, hasta tratar de duplicarlas, y todo a nuestra costa, mofándose, y obligándonos así a renovar aparatos que, tal vez no alcancen ni los 2 años de uso. Pero, sinceramente, y a mi parecer, no me parece que ellos sean los únicos culpables de la situación actual... Hemos sido nosotros, dando nuestro brazo a torcer, obedeciendo a esa estúpida forma de comercializar con productos con "fecha de caducidad" incrustada.
Y ahora, ¿no creéis que ya va siendo hora de actuar, de tomar alguna medida al respecto? Ya que continuar así, no nos va a llevar a ningún lugar, no nos va a traer nada bueno, sino todo lo contrario. ¿Qué será de generaciones futuras? ¿De verdad, pensáis que podrán mantener un nivel de vida óptimo, si nosotros continuamos derrochando recursos naturales y energéticos, para satisfacer nuestro ego?
Dicho esto, dudo que ninguno desee continuar por este camino, aunque quién sabe, tal vez haya quien le encante presumir, desde su gran ignorancia, de ir destruyendo poco a poco un nivel de vida sostenible...

Washin Toapanta dijo...

Podría decirse que la obsolescencia programada es el talón de Aquiles de una sociedad consumista que cada vez se ve más afectada por la poca duración de vida de los productos que compran. El problema es que cuando se estropea se debe reemplazar, no sólo una pieza del producto, sino ya todo el producto en sí resultando perjudicial, molesto y abusivo para el consumidor. En esta situación éste se convierte en una marioneta de consumo controlada por empresarios, los cuales aclaran que iniciaron esta programación para ayudar a los parados a encontrar trabajo, o bien, para que otros mantuviesen el suyo. Sin embargo, siempre cabe la posibilidad, una menos remota, de que fuese un proyecto destinado a maximizar los beneficios. Los consumidores, por su parte, se ven forzados a gastar dinero en productos cada vez más innecesarios viendo el consumo como una manera de hallar una posible felicidad producida por el deseo de poseer algo un poco más nuevo o un poco mejor.
La obsolescencia programada se ha convertido en un tema que, desde hace décadas, ha visto envueltos a terceras personas como a los ingenieros, que recibiendo órdenes, debían programar sus artilugios para que fueran menos duraderos o menos resistentes en un período de tiempo relativamente corto. Esto tuvo como repercusión que la economía se acelerase ya que la gente se veía obligada a comprar nuevamente el mismo producto en tan sólo año y medio. Ejemplo de ello, y probablemente el más característico, fuese la bombilla; quizá porque es un producto que resulta imprescindible en cualquier hogar. Y es que es como si las grandes empresas se burlasen de nosotros y quisieran enriquecerse a costa de nuestra ignorancia, es decir, como si su actitud fuese insultante. Sin embargo, el problema no termina aquí, sino que el no ofrecernos un servicio de devolución de productos tecnológicos para su reciclado y eliminación provoca que un flujo constante de residuos vayan a parar a los países subdesarrollados, los cuales han empezado a iniciar medidas en contra de esta intolerable situación ajena a ellos. No es para menos cuando ven que su naturaleza está siendo destruida por un montón de chatarra, que en el mayor de los casos, no les es útil. Pero no sólo ahí, sino que en los países desarrollados, usuarios que mediante Internet se ayudan mutuamente para enfrentarse a los empresarios que siguen esta política y no ceder a sus objetivos, se han hartado por las nefastas condiciones de los productos que compran y viéndose condicionados por la obsolescencia programada han formado representantes del colectivo de afectados para demandar judicialmente ante un tribunal a toda cuanta empresa siga con esta funesta programación que cada vez perjudica más y más a los 'indefensos' consumidores. Alargando con ésto los años que hagan falta.
Finalmente, cabría considerar que la simple y eficiente solución a este problema sería la reducción de la sobreproducción y el sobreconsumo, liberando de esta manera tiempo para emplearlo en cosas que verdaderamente nos hagan felices y no se agoten al usarlas, no sé, pequeñas cosas como el conocimiento o la amistad serían buenos ejemplos.

alex rocamora sola dijo...

La obsolescencia programada provoca que dispositivos electrónicos tengan una vida más breve de la que en realidad podrían llegar a tener ,lo consiguen mediante chips u otros elementos ,que son utilizados y colocados durante el proceso constructivo del dispositivo. La obsolescencia programada, genera un negocio y una sociedad modificada, pues se alteran los procesos constructivos de las cosas ,por ello se genera un mayor número de residuos y como no, una vez más,los perjudicados son los países subdesarrollados los cuales pagan nuestros errores sin tener culpa alguna .

Javier Alarcón López dijo...

En mi opinión, creo que la obsolescencia programada es una práctica comercial cada vez más habitual en los productos que venden algunas empresas.
Es utilizada para mantener un nivel de ventas constante. También hay otras empresas que no usan esta práctica y eligen vender un producto más duradero.
La obsolescencia programada es un proceso que se basa en que los productos que compramos están hechos para que dejen de funcionar en un momento determinado.
De esta forma las empresas nos obligan a los consumidores a comprar un producto nuevo en lugar de poder repararlo.
Para las empresas esta práctica es beneficiosa porque sus ventas son más constantes, aunque yo pienso que si en vez de hacer un producto con una duración programada y tener más ventas, hiciesen un producto más duradero la empresa conseguiría cierto prestigio y así poder aumentar de precio los productos.
En conclusión, creo que la obsolescencia programada no aprovecha al máximo los recursos disponibles y, por tanto, se produce un derroche de recursos.

Iván Vega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Iván Vega dijo...

Año tras año, los aparatos electrónicos se van mejorando para tener un mayor rendimiento y un mejor funcionamiento.Sin embargo, tantos cambios no producen un aumento en la longevidad del aparato electrónico.

Las empresas se dieron cuenta de que no tenían beneficios si los aparatos electrónicos duraban tanto tiempo, por lo que introdujeron chips que ponían una fecha de caducidad a estos, así los consumidores tendrían que comprar más. Éste hecho aumento los beneficios de los productores y acabo con la crisis.

El hecho de poner límite a la vida de loa aparatos electrodomésticos se denomina obsolescencia programada.

Sandra López dijo...

Que los productos que compramos se estropeen al poco tiempo de comprarlos no es casualidad, es una estrategia de los comerciantes para que sigamos comprando, porque si hicieran productos irrompibles lógicamente ellos perderían dinero, que es lo que temen. Aunque querramos ahorrar e intentar reducir gastos, es imposible porque siempre hay algo que necesitamos, y ese algo se agota al poco tiempo, por lo que los comerciantes siempre salen ganando, aunque si es verdad que se adquieren menos productos, debido a la crisis, y a que los precios siempre suben.
También tienen que ver las modas, cuando compras algo con ciertas características, a los pocos meses saldrá el mismo producto pero mejorado, y te da el impulso de comprarlo, esto sería obsolescencia programada, y sin darnos cuenta nos hace derrochar mas dinero del que deberíamos.

victor marco berna dijo...

De algún modo, comprendo la existencia de la obsolescencia programada, no es más que un seguro de beneficios para la empresa, de ese modo te aseguras que en equis tiempo de una venta vas a tener consumidores dispuestos a volver a comprar, no obstante, las empresas de manera subliminal engañan al consumidor al cual venden un producto sin exponer el tiempo de uso que puede llegar a tener ese producto, pero estos procesos entran directamente en lo que es el mundo del comercio y el mercado. Para la empresa no le resultaría rentable vender un producto que sea muy duradero ya que de esa forma no obtendría beneficios. A su vez, si la obsolescencia programada no existiera, el problema no se resolvería ya que los precios de esos productos se dispararían de manera que al fabricador de ese producto le resultara rentable su venta. Por ello, pienso que una posible solución sería informar de manera concreta y detallada al consumidor de la duración de ese producto para que el por su cuenta piense si le merecería la pena comprarlo o no. Otro problema asociado a la obsolescencia programada son los residuos de los productos que acaban en países africanos como Ghana, en estos países los habitantes se quejan de que los productos que les llegan están en muy malas condiciones y son muy difíciles de reparar para su uso. Pienso que lo mínimo que pueden hacer las empresas que envían estos desechos es proporcionarle al país unas subvenciones decentes con las que puedan ellos mismos desarrollar su economía y poder así comprar de forma mas barata los productos que les llegan pero nuevos con ayuda de las empresas, las cuales deben de sensibilizarse con estos países.

Mario Bel dijo...

Con el paso del tiempo hemos podido comprobar como la eficiencia de los productos electrónicos, entre otros productos industriales, ha ido descendiendo. Nos hemos topado con el concepto de 'obsolescencia programada' el cual limita de un modo u otro al producto en cuestión forzandote a comprar la versión más reciente de algo que ya tienes debido a ciertos inconvenientes.

Nos hemos encontrado con diferentes tipos de obsolescencia programada, algunos son tan sutiles que simplemente se centran en aportar ligeras mejoras a la siguiente versión del producto de modo que el usuario medio se vea obligado a obtener esa mejora que realmente no necesita o hasta ahora, nunca se ha visto ante la tesitura de usar.

En otros casos se descarta la sutileza para centrarse en algo más directo, privando al usuario de algunas caracteristicas que anteriormente ya tenía o limitando el producto ofrecido a un uso de un número limitado de horas cuando perfectamente el dispositivo o producto esta capacitado para durar un intervalo de tiempo mayor al que se prepara. De este modo, la empresa, no haciendose cargo de los productos que empiezan a fallar, despojan al comprador del producto dejándolo con la única opción de comprar otro, otra vez, o apañarselas sin el producto en cuestión.

A su vez, los inventores y de aquel entonces, trataban de alcanzar el material o estructura con la cual el producto a fabricar tuviera una duración casi ilimitada. Todos tenian en mente que cumpliendo este objetivo el fracaso y la bancarrota sería cosa del pasado, sin embargo, no tuvieron en cuenta que a cada comprador que pague por el producto, es un fúturo comprador menos ya que al ofrecer un producto duradero, se garantiza que el usuario no necesite una fútura compra del mismo producto.

No es de extrañar que haya un sector que se centre en averiguar que ámbitos debería tratar el sector del comercio y mercado ya que aunque la obsolescencia programada favorece la compra, el usuario empieza a sentirse timado y por lo tanto evita caer en la tentación de comprar algo que no le saldra rentable.

La clave para solucionar este problema sería encontrar un equilibrio entre una obsolescenciía programada y un producto duradero de modo que se pague por algo que dure pero que a la larga, se deba actualizar para seguir favoreciendo el sector del mercado.

Mario Bel dijo...

Con el paso del tiempo hemos podido comprobar como la eficiencia de los productos electrónicos, entre otros productos industriales, ha ido descendiendo. Nos hemos topado con el concepto de 'obsolescencia programada' el cual limita de un modo u otro al producto en cuestión forzandote a comprar la versión más reciente de algo que ya tienes debido a ciertos inconvenientes.

Nos hemos encontrado con diferentes tipos de obsolescencia programada, algunos son tan sutiles que simplemente se centran en aportar ligeras mejoras a la siguiente versión del producto de modo que el usuario medio se vea obligado a obtener esa mejora que realmente no necesita o hasta ahora, nunca se ha visto ante la tesitura de usar.

En otros casos se descarta la sutileza para centrarse en algo más directo, privando al usuario de algunas caracteristicas que anteriormente ya tenía o limitando el producto ofrecido a un uso de un número limitado de horas cuando perfectamente el dispositivo o producto esta capacitado para durar un intervalo de tiempo mayor al que se prepara. De este modo, la empresa, no haciendose cargo de los productos que empiezan a fallar, despojan al comprador del producto dejándolo con la única opción de comprar otro, otra vez, o apañarselas sin el producto en cuestión.

A su vez, los inventores y de aquel entonces, trataban de alcanzar el material o estructura con la cual el producto a fabricar tuviera una duración casi ilimitada. Todos tenian en mente que cumpliendo este objetivo el fracaso y la bancarrota sería cosa del pasado, sin embargo, no tuvieron en cuenta que a cada comprador que pague por el producto, es un fúturo comprador menos ya que al ofrecer un producto duradero, se garantiza que el usuario no necesite una fútura compra del mismo producto.

No es de extrañar que haya un sector que se centre en averiguar que ámbitos debería tratar el sector del comercio y mercado ya que aunque la obsolescencia programada favorece la compra, el usuario empieza a sentirse timado y por lo tanto evita caer en la tentación de comprar algo que no le saldra rentable.

La clave para solucionar este problema sería encontrar un equilibrio entre una obsolescenciía programada y un producto duradero de modo que se pague por algo que dure pero que a la larga, se deba actualizar para seguir favoreciendo el sector del mercado.

Toni Penalva Martínez dijo...

La obsolescencia programada está totalmente relacionada con la producción de componentes electrónicos cada vez más modernos y mejor equipados y la gran demanda de éstos. Estas dos cosas están relacionadas ya que en ambos casos se busca el crecimiento en la demanda del producto; por ejemplo, si nuestro móvil se estropea aprovechamos para comprarnos uno más nuevo que el que teníamos anteriormente, lo que hace aumentar los beneficios de la empresa que era lo que se buscaba en primer lugar.
La solución sería bajar los precios de los productos si se quisiera mantener dicha obsolescencia o, al contrario, aumentar la vida de dichos elementos electrónicos manteniendo el elevado precio.
Todo esto afecta recíprocamente al malgasto de los materiales utilizados en la fabricación de los chips y pequeños componentes electrónicos. Deberíamos pensar más en el futuro, sobretodo en si podremos disponer de dichos materiales para la fabricación de los componentes electrónicos.

Sheila Riquelme Escolano dijo...

¿Comprarías un móvil sabiendo que está programado para dejar de funcionar tras 300 horas de uso? ¿Y una bombilla que se va a fundir tras 500? Seguramente tu respuesta va a ser no pero, ¿Y si te digo que ya lo estás haciendo? Tú y todos. Es la conocida obsolencia programada, una determinación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño, éste se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible. Y además esto, por desgracia, se encuentra más presente de lo que imaginamos.
Por otro lado, aunque es difícil posicionarse a favor o en contra de dicha obsolencia, me atrevo a decir que estoy completamente en contra, y es que son muchos los inconvenientes que le encuentro. Algunos se aferran a la idea de que las empresas necesitan hacerlo porque si no supondría el fin para ellas, pero tampoco me parece una razón de peso, y mucho menos si hablamos de aparatos tecnológicos. Día tras día lanzan al mercado un nuevo móvil, lavadora, o incluso bombilla, que nos parece mejor que el que disponemos y somos nosotros mismos los que los reemplazamos sin necesidad de que se hayan roto, por lo que terminar con la obsolencia programada para nada significaría el fin de estas. Igual si reduciría sus beneficios, pero a la vez estaría favoreciendo, no sólo a nuestros bolsillos, también a la sostenibilidad del planeta, al no devolver al Tercer Mundo las materias primas, en forma de residuos, que de allí mismo conseguimos a muy bajo precio.
Para acabar, quiero hacer referencia a la duda de si todo esto es ético, o al menos, legal.
El empresario Benito Muros, quien asegura haber fabricado una bombilla sin fecha de caducidad, lo tiene claro: "No, no es ético". Además de esto, Muros ha relatado los problemas que ha tenido que afrontar para poder comercializar su bombilla (desde amenazas de muerte hasta una campaña de desprestigio en las redes sociales), y ha afirmado que va a dedicar sus esfuerzos a concienciar a la sociedad sobre los peligros de la obsolescencia programada, creando el llamado Movimiento SOP (Sin Obsolescencia Programada).
Por último, decir que ya ha conseguido que una empresa española comercialice sus bombillas, y que tiene la intención de atraer a otros fabricantes para que se unan a su iniciativa, aunque tenga que apoyarlos económicamente.
Y es que al fin y al cabo somos los ciudadanos los que podemos hacer que las cosas cambien y, gente así, es la que falta en este mundo codicioso.

Isma gg dijo...

La obsolescencia programada es un hecho, eso está claro, pero no estaría de más analizar el qué es y por qué se da.
Antaño, en una sociedad bastante más despreocupada que la actual, se fabricaban productos muy resistentes y duraderos, si bien no eran los más eficientes, aunque este tema ya lo trataremos luego.
La gente compraba productos, y al ser tan prácticos, no era necesario cambiarlos hasta que pasase mucho tiempo. Los fabricantes se dinero cuenta de ello, y también de la caída de beneficios que suponía no estar vendiendo constantemente, ya que los productos terminaban por quedar en "stock", y las empresas se iban a la ruina.
Mientras todo esto sucedía, se gestó una idea que mucha gente acabó por poner en práctica; reducir la calidad del producto para que la gente tuviese que comprarlo de nuevo con más frecuencia. Este concepto ha evolucionado con el paso de los años, transformándose en algo incómodo.
Cierto es que los productos, cuando comenzaron a variar por esta idea, perdieron calidad, se estropeaban antes,la gente compraba más a menudo, y esto implicaba que la economía no se fuese a pique, pero la obsolescencia programada que vivimos nosotros no tiene nada que ver.
En plena era tecnológica, vivimos rodeados de artefactos impulsados gracias a la electricidad. Uno de ellos, y de los más exitosos en los últimos años, es el teléfono móvil.
El teléfono móvil es una herramienta indispensable hoy en día, pero hay quien se ha aprovechado de su fama y su poder para enriquecerse a costa de ello.
El ejemplo más claro es Apple, ya que sus terminales tienen una vida útil aproximada de 2 años, por no hablar de la batería integrada y no extraíble que incorporan.
Hace 4 años, si se nos hubiese estropeado la batería de uno de estos terminales, deberíamos haber comprado otro. Sin embargo, la gente se quejó, y se vieron obligados a crear el SAT (cuyos precios son abusivos, pero por lo menos no tienes que tirar tu terminal).
La obsolescencia programada también deja otro tipo de huellas. Al deshacernos tan rápido de nuestros artefactos averiados, estos terminan en vertederos donde se acumulan y en los que algunas personas tratan de reutilizar lo que se pueda, como los metales, pero gran parte de estos materiales no se aprovecha, y como consecuencia, los recursos siguen agotándose sin control.
En mi opinión, la obsolescencia programada tiene algunos beneficios, pero no compensan los perjuicios. Un beneficio sería, por ejemplo, lo que mencionaba al principio. Los aparatos antiguos no aprovechaban igual de bien la energía que los de ahora, y por ese lado sí que nos ayuda a gestionar mejor la demanda energética, pero todo lo que he explicado anteriormente, hace que no sea algo viable.

angel rebollo dijo...

Es cierto que no tenemos cuidado con la huella ecológica y que todo lo tiramos de cualquier forma y deberíamos ser capaces de reutilizar al menos las materias primas de los aparatos que ya no podemos utilizar. Algunos se aferran a la idea de que las empresas necesitan hacerlo porque si no supondría el fin para ellas, pero tampoco me parece una razón de peso, y mucho menos si hablamos de aparatos tecnológicos. En plena era tecnológica, vivimos rodeados de artefactos impulsados gracias a la electricidad. Uno de ellos, y de los más exitosos en los últimos años, es el teléfono móvil. Otro problema asociado a la obsolescencia programada son los residuos de los productos que acaban en países africanos como Ghana, en estos países los habitantes se quejan de que los productos que les llegan están en muy malas condiciones y son muy difíciles de reparar para su uso. La demanda de cada vez más objetos de los cuales realmente no tenemos necesidad o no nos son útiles crea también una contaminación para el medio ya que la mayoría de esos productos no son reciclables y son muy contaminantes. De esta forma las empresas nos obligan a los consumidores a comprar un producto nuevo en lugar de poder repararlo.
Por último, decir que ya ha conseguido que una empresa española comercialice sus bombillas, y que tiene la intención de atraer a otros fabricantes para que se unan a su iniciativa, aunque tenga que apoyarlos económicamente.

Isma gg dijo...

La obsolescencia programada es un hecho, eso está claro, pero no estaría de más analizar el qué es y por qué se da.
Antaño, en una sociedad bastante más despreocupada que la actual, se fabricaban productos muy resistentes y duraderos, si bien no eran los más eficientes, aunque este tema ya lo trataremos luego.
La gente compraba productos, y al ser tan prácticos, no era necesario cambiarlos hasta que pasase mucho tiempo. Los fabricantes se dinero cuenta de ello, y también de la caída de beneficios que suponía no estar vendiendo constantemente, ya que los productos terminaban por quedar en "stock", y las empresas se iban a la ruina.
Mientras todo esto sucedía, se gestó una idea que mucha gente acabó por poner en práctica; reducir la calidad del producto para que la gente tuviese que comprarlo de nuevo con más frecuencia. Este concepto ha evolucionado con el paso de los años, transformándose en algo incómodo.
Cierto es que los productos, cuando comenzaron a variar por esta idea, perdieron calidad, se estropeaban antes,la gente compraba más a menudo, y esto implicaba que la economía no se fuese a pique, pero la obsolescencia programada que vivimos nosotros no tiene nada que ver.
En plena era tecnológica, vivimos rodeados de artefactos impulsados gracias a la electricidad. Uno de ellos, y de los más exitosos en los últimos años, es el teléfono móvil.
El teléfono móvil es una herramienta indispensable hoy en día, pero hay quien se ha aprovechado de su fama y su poder para enriquecerse a costa de ello.
El ejemplo más claro es Apple, ya que sus terminales tienen una vida útil aproximada de 2 años, por no hablar de la batería integrada y no extraíble que incorporan.
Hace 4 años, si se nos hubiese estropeado la batería de uno de estos terminales, deberíamos haber comprado otro. Sin embargo, la gente se quejó, y se vieron obligados a crear el SAT (cuyos precios son abusivos, pero por lo menos no tienes que tirar tu terminal).
La obsolescencia programada también deja otro tipo de huellas. Al deshacernos tan rápido de nuestros artefactos averiados, estos terminan en vertederos donde se acumulan y en los que algunas personas tratan de reutilizar lo que se pueda, como los metales, pero gran parte de estos materiales no se aprovecha, y como consecuencia, los recursos siguen agotándose sin control.
En mi opinión, la obsolescencia programada tiene algunos beneficios, pero no compensan los perjuicios. Un beneficio sería, por ejemplo, lo que mencionaba al principio. Los aparatos antiguos no aprovechaban igual de bien la energía que los de ahora, y por ese lado sí que nos ayuda a gestionar mejor la demanda energética, pero todo lo que he explicado anteriormente, hace que no sea algo viable.

Oscar Rubio dijo...

La venta y la compra de los productos electrónicos cada cierto tiempo, es producida por la obsolescencia programada, que produce que tengamos que retirar nuestros aparatos electrónicos. En el sentido del comprador yo pienso que dicho método es perjudicial ya que uno se comprar un aparato electrónico para que se deje de usar cuando ya el aparato no de mas de si, no cuando el productor a dicho que el aparato tiene que dejar de funcionar para que te compres uno nuevo que te cueste mas caro.

Pero por otra parte la obsolescencia programada tiene un sentido, ya que dicho método produce un movimiento en la economía mundial.

Irene Rubio dijo...

La obsolescencia programada es la planificación del fin de la vida útil de un producto, es decir, tras un determinado tiempo de uso, éste deja de funcionar lo que supone un problema, no sólo para nuestros bolsillos sino también para el medio ambiente, ya que en el proceso de fabricación y cuando los desechamos en la basura se está contaminando. El objetivo de la obsolescencia programada es fomentar el consumismo con el fin de generar y conseguir beneficios económicos. Los fabricantes trabajan cada día para crear nuevas necesidades a las personas añadiendo un nuevo carácter que antes no tenían y que éstas compren sus productos sin siquiera preguntarse si realmente les hace falta. También he de decir que la obsolescencia programada genera puestos de trabajo y genera competitividad entre empresas lo que da lugar a innovación, pero esto no gana a todos los daños causados por ésta.

chafikjaber dijo...

Acortar la vida a los productos que nos venden?,sinceramente creo que esto es lo que da un carácter hipócrita a las empresas y compañías,que tratan de fomentar en las personas la comprar de productos que publicitaban como los mejores del mercado y los mas fiables.Estas empresas y compañías lo único que buscan es enriquecerse a costa del engaño.Ademas esto supone una gran contradicción, puesto que con los grandes avances técnicos que se consiguen ,lo único que hacen es acortar la vida de los productos que venderán.Pero,si este método es aplicado por las empresas y compañías es porque les funciona,y una vez creada una necesidad en la persona es muy difícil que esta desaparezca,lo que lleva al consumidor a hacer otra compra cuando el objeto que ha adquirido se le estropea.Sinceramente creo que las empresas lo piensan todo entorno a ellas, sin tener la preocupación de satisfacer al consumidor con la compra del producto








se enriquezen a costa del engaño al consumidor

Paula PM dijo...

Desde mi punto de vista, la obsolescencia programada supone un gran debate, no sólo entre los consumidores y las grandes empresas, sino también entre la ética moral y la "supervivencia" de los ingenieros y científicos, ya que si se negaban perderían su trabajo y en consecuencia no tendrían dinero para no acabar en la pobreza. Lo que sí podrían haber hecho, suponiendo que tuvieran conocimiento acerca de esto, es luchar para que los residuos se reciclaran en vez de dejar que los llevaran a países como Ghana y convirtieran un país en un vertedero. Pero claro está, esto no siempre es culpa de las empresas, porque aun habiendo 'puntos verdes' donde tirar, por ejemplo, pilas o baterías de móvil, algunos consumidores siguen tirando cosas así al contenedor de color gris o verde oscuro (donde suelen ir los restos de comida). Porque si se reciclaran o realmente llegaran a Ghana como material de segunda mano, o a cualquier otro país que está en desarrollo o que ni siquiera haya empezado este proceso, no habría un impacto tan grande sobre el medio ambiente. Además, ¿acaso no es sostenible una economía sin obsolescencia programada? Algunos países viven sin ella, y si los avances tecnológicos nos llevan a hacer dispositivos que cada vez duren más ¿dónde está, y más en estos momentos en los que energías como el petróleo se acaban, la ventaja de la obsolescencia programada? Yo, sinceramente, sólo veo beneficios para los jefes de las grandes empresas que no miran más allá de la cantidad de millones que pueden tener en sus cuentas bancarias.

Mónica Poveda dijo...

La obsolescencia programada es la planificación del fin de la vida útil de un producto. Las empresas se dieron cuenta de que podían crear materiales que tuvieran una larga vida sin que se estropease, pero se dieron cuenta de que la gente ya no compraría esos materiales, lo que les llevaría a una gran perdida del dinero; todo esto les llevo a pensar que si acortaban la vida de los materiales creados la gente debería de ir a comprar otra vez esos materiales y así podrían obtener beneficios. Es cierto que este tema lleva consigo un gran debate porque en realidad la mayoría de veces nos estafan con los materiales y el tiempo de uso. Nos damos cuenta de ello porque como nombra el vídeo, antiguamente las bombillas o las medias duraban mucho mas tiempo y ahora debes de comprar medias o bombillas al poco de empezar a usarlas. Esto también lo han llevado al campo de la tecnológica, a lo que se refiere a ordenadores, teléfonos móviles, impresoras, etc., a estos materiales se les introduce un chip para que a los pocos años tengas que comprar otro. ¿Donde quedo el pensamiento de crear materiales rentables y con larga vida?
La obsolescencia solo es buena para aquellos que sacan beneficios de ella, jefes de grandes empresas, creadores de los materiales, etc., ya que ellos no miran tener el suficiente dinero para gastar en lo necesario, ellos quieren tener mucho mas dinero para derrochar.

Domingo Rael Martínez dijo...

La obsolescencia programada es algo que, podemos verlo mal, pero, en el tipo de sociedad actual, es completamente necesaria. Las factorías no pueden comerciar con algo que va a durar para siempre; venderían solamente al principio, ¿Para qué me voy a comprar otro, si este funciona perfectamente? Necesitamos un incentivo para gastar, para mover dinero, para que la industria funcione. Todo esto está muy bien en lo que a nosotros nos concierne, pero, ¿Y lo que dejamos detrás? Las baterías de los móviles, los microchips, las pantallas de las televisiones, todo eso tiene que ir a algún lado. Eso lo siente el planeta, que se está tragando toda la contaminación debida a nuestro sistema de consumo. Además, para producir los nuevos artículos, también se necesita materia prima procedente de la tierra, claro. Y los tratamientos químicos que necesitan los materiales, las combustiones... Deberíamos pensar más en lo que hay detrás de, simplemente, cambiar de móvil porque me gusta más el modelo nuevo.

Adrián Alcaraz dijo...

La obsolescencia es un claro ejemplo de las cosas las cuales no quieres vivir con ellas pero tienes necesidad de hacerlo, esta claro que las empresas se pasan con la vida útil de algunos electrodomésticos la cual al fin y al cabo es relativamente corta, pero vivimos en un mundo que si no hay compra, no hay venta, sin venta no hay fabricación, sin fabricación no hay empresas y sin empresas no hay trabajadores y el dinero recaudado por los impuestos , este vídeo me parece un poco incompleto por que se dedica a atacar a la obsolescencia programada y su desea por que desaparezca pero esto es imposible, en mi opinión lo mejor para todo el mundo seria una neutralidad por ambos sectores buscando una vida útil mas prolongada y un avance en el reciclaje de los electrodomésticos sin utilidad, pero esa decisión solo la podemos tomar los compradores, el pueblo tiene el poder por que cada vez que compramos un producto(Me incluyo a mi) le estas dando mas razones para seguir haciendo lo que hacen, pero no podemos dejar de comprar las cosas necesarias pro si las innecesarias , las cosas que ellos nos hacen tener esas necesidad de comprarlo como un smartphone o un portátil de ultima generación por que el tuyo ya no es lo suficiente bueno o la batería ha acabado con su vida útil o bien mirar por las jóvenes empresas que apoyan por estas neutralidad y vender los productos por precios mas módicos.
Adrián Del Cerro Alcaraz

Lucia Belmonte Cerdan dijo...

¿Qué es realmente la obsolescencia programada? Es el tiempo, que está anteriormente programado, en el cuál un aparato, electrodoméstico o cualquier tipo de aparato móvil, deja de funcionar. Y simplemente lo hace para que los clientes sientan la necesidad de comprar otro semejante o incluso más avanzado en tecnología. Lo más lógico es que cuando un aparato se te estropea o falla de manera contínua intentes arreglarlo o pidas la garantía a la compañía de dicho producto, pero cuando el precio de la reparación es prácticamente el mismo que te costaría uno nuevo, no lo piensas dos veces, vas corriendo a comprar otro.
Las empresas son las únicas beneficiarias en este negocio, ya que por el simple hecho de engañar u omitir al cliente la duración del producto solo los beneficia a ellos, ¿y qué pasa con los residuos de estos productos? Van a parar a países subdesarrollados como es el caso de Ghana, donde no tienen ningún tipo de industria en la que puedan reciclarlo y todo ello sin subvenciones. En mi opinión, es la ley de la oferta y la demanda provocada por la obsolescencia, pero también me parece un gesto muy egoísta de los países industriales hacia el Tercer Mundo.

Paula Salar Noguera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paula Salar Noguera dijo...

Para mí, la obsolescencia programada me parece un malgasto contínuo de las cosas. Dejar de funcionar un aparato eléctrico o cualquier cosa me parece una locura, ya que eso ha hecho que las personas en nuestro país o el resto del mundo haga gastar montones de dinero porque las empresas lo que quieren es eso, que las personas gasten y tiren. En una parte del vídeo sale Ghana como el vertedero de todas esos productos o desechos, y yo creo que deben hacer algo para impedir esa transportación porque están destrozando el hábitat del país. Lo que podrían hacer estas empresas es enviar a Ghana o cualquier país del Tercer Mundo productos en buen estado y uso. Por el contrario, entiendo que la empresa tenga beneficios pero esto también causa desperfectos en nuestras vidas. Debemos hacer algo para parar esto, como por ejemplo: la retirada del vertedero de Ghana, poner más duración de vida a cada producto como una bombilla, batería del teléfono móvil o incluso una tinta de bolígrafos.

Aaron Rubio juan dijo...

En mi opinion, la obsolescencia programada es la reactivacion del mercado, ya que cada cierto tiempo tienes que comprar nuevos aparatos tecnologicos. Aunque muchas personas no esten de acuerdo es necesaria para las grandes empresas, que son las unicas beneficiarias en esto. Se podria decir que las grandes empresas nos estan estafando, y en gran parte es cierto ya que tu te gastas bastante dinero en uno de sus productos y al cabo de uno o dos años ya no funciona.
Y que decir sobre los residuos de estos productos, se transportan en contenedores a paises subdesarrollados como ghana que no tiene ningun tipo de industria ni nada para reciclarlo, tampoco reciben ningun tipo de subeciones de estas grandes empresas que tiran sus residuos en estos paises.
Pienso que todo estoy es la ley de la oferta y la demanda provocada por la obsolescencia de las grandes empresas.
Una de las maneras de solucionar esto seria construir alguna red de reciclado para que no perjudique tanto a estos paises tercermundistas.

Aaron Rubio juan dijo...

En mi opinion, la obsolescencia programada es la reactivacion del mercado, ya que cada cierto tiempo tienes que comprar nuevos aparatos tecnologicos. Aunque muchas personas no esten de acuerdo es necesaria para las grandes empresas, que son las unicas beneficiarias en esto. Se podria decir que las grandes empresas nos estan estafando, y en gran parte es cierto ya que tu te gastas bastante dinero en uno de sus productos y al cabo de uno o dos años ya no funciona.
Y que decir sobre los residuos de estos productos, se transportan en contenedores a paises subdesarrollados como ghana que no tiene ningun tipo de industria ni nada para reciclarlo, tampoco reciben ningun tipo de subeciones de estas grandes empresas que tiran sus residuos en estos paises.
Pienso que todo estoy es la ley de la oferta y la demanda provocada por la obsolescencia de las grandes empresas.
Una de las maneras de solucionar esto seria construir alguna red de reciclado para que no perjudique tanto a estos paises tercermundistas.

María Magdalena Menargues García 4ºC dijo...

La obsolescencia, a mi parecer es la manera que tenemos las personas de dejar de utilizar un aparato tecnológico debido a que no es lo suficientemente actual en comparación con los nuevos aparatos tecnológicos que salen en el mercado. Las fabricas siempre buscan que su patrimonio aumente, por lo tanto, cada vez que realizan un nuevo aparato electrónico lo hacen con la intención de que su periodo vital no sea superior a dos años viéndonos obligados a cambiarlo.
La mayoría de las personas somos consumidoras y especialmente de los aparatos tecnológicos como en el caso del teléfono móvil. siempre que sale a la venta uno nuevo la mayoría de las personas lo obtienen aunque no sea necesario por lo tanto los móviles que tenia se dejan de utilizar quedándose en desuso. Considero que deberán de construirse tiendas a las que pudiéramos acudir para llevar nuestros aparatos a cambio de un incentivo y así poder desarrollar los nuevos aparatos con los ya utilizados.

Lidia González González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lidia González González dijo...

Este vídeo nos informa sobre la manera en que trabajan las grandes fábricas. Es una crítica hacia su manera de hacer productos ,porque crean productos defectuosos para que duren menos . En el vídeo nos habla de la obsolescencia programada ,según mi opinión es cuando una empresa determina el tiempo de utilidad de un producto creado . Las empresas lo que hacen es darle cierto tiempo al producto para que luego tengamos que tirarlo y comprar otro más nuevo .
La mayor parte de la población mundial somos consumidores sobre todo en los aparatos de tecnología como móviles, ordenadores ... En vez de estar siempre tirando los productos que ya no sirven a los vertederos o llevarlos a países subdesarrollados que luego tienen un montón de basura acumulada y estos productos tirados contaminan demasiado. Una solución sería que podrían reutilizar los productos o partes de algunos para construir otros nuevos y mejores pero con piezas de todos los productos que se tiran . También le podrían hacer productos que durarán más tiempo para no estar siempre comprando y tirando porque luego todos esos productos contaminan .

fran sarmiento dijo...

ESte video nos habla de la forma en la que trabajan las grandes empresas., Habla generalmente como nos engañan las empresas y sobre a absolescencia programada, que es lo que usan para que un producto que podria durar bastante tiempo hace que dure muchisimo menos, mi opinión es que vivimos engañados por las empresas ya que como todo el mundo va a segur utilizando las nuevas tecnologias van a seguir haciendo esto por siempre.
Las empresas perfectamente crear mejores piezas y hacer que estos objetos duraran mucho mas, pero, esto a ellos no les interesa ya que ganarían mucho menos dinerio

Cristina Rubio dijo...

La obsolescencia programada, es decir, el fin de la vida útil de un producto,el cuál programan para que no sea duradero,y los consumidores tengan la necesidad de volver a comprar dicho producto. En mi punto de vista,me parece mal que la vida de los productos sea tan poco duradera,que a los dos años de comprar un ordenador, tengamos que desecharlo y volver a comprar otro, con el fin de que los vendedores obtengan más beneficios. Las empresa,a la hora de crear un nuevo producto,también deberían pensar y recapacitar por parte en el planeta en el que habitan,aunque sea abundante de recursos,tiene un límite,y cómo no, todos los desechos que se crean con los recursos, van a parar en territorios al aire libre ,como los vertederos, en los cuales también se produce contaminación. Pero, deberíamos de ponernos a favor de la obsolescencia programada,tener otro punto de vista y pensar que también tiene argumentos a favor,y no sólo pensar en la cantidad de dinero que nos gastamos los consumidores y los recursos, si no fuera por ella, no tendría sentido crear un producto ilimitado, por que tal empresa, al no obtener beneficios de sus compradores, tendría un declive y tendría que despedir a todos sus trabajadores. Comprar ,tirar y comprar, pero si sólo fuera comprar, nadie volvería a una tienda a renovar su producto,y dicha tienda tendría que cerrar. Este tema es bastante neutro,de no saber si estar a favor o en contra , pero e podrían tomar medidas cómo si un artículo de daña, reutilizar para que se pueda volver a crear otro producto ,sin gastar más recursos y dicho artículo este valorado en menos precio, sin tener que mandar a ninguna empresa al cierre.

fran niñerola dijo...

La absolescencia es la planificación de la vida útil de un producto eso es la forma de engaño de las empresas poniendole a la vida de un producto un tiempo limitado para que deje de funcionar y tener que comprar otro.Todas o casi todas las personas utilizamos algun producto como móviles,ordenadores,impresoras...Cuando sale algo nuevo todas las personas o casi todas las compramos y dejamos a un lado las otras viejas y no hay lugares para dar las cosas viejas y asi no desperdiciar las otras viejas en mi opinión todo es un engaño y solo es favoraboe para las empresas

Celiqg 2001 dijo...

Este vídeo lo que nos da a enteder es que los vendedores y las fábricas lo único que hacen es lanzar anuncios para que tengamos que comprar, porque en esta sociedad lo único que hacemos es comprar todo lo que es nuevo y si, por ejemplo, nos acabamos de comprar un movil y lanzan uno nuevo al mercado, aunque te hayas comprado uno hace dos meses y está nuevo, hace que nos lo tengamos que comprar ese nuevo para creernos asi que teniendo movil nuevo cada x tiempo somos mejores.También veo mal lo que estan haciendo las fabricas, que para que tengamos que comprar y puedan ganar más dinero, les ponen unos chips a los electrodomésticos, los móviles, impresoras... lo que hacen esos microchips es que cuando pasa x tiempo dejan de funcionar. Entiendo que esa es una de las formas para que puedan ganar dinero y poder pagar a sus trabajadores, pero también están haciendo un exceso de producción. Este video también nos muestra el problema de la obsolescencia, que lo que hace es hacernos la vida mas fácil y tener que comprar. En resumen, este vídeo nos muestra que no hace falta comprar tantas cosas que después incluso ni las usamos y las tenemos guardadas en casa.

Gloria López Alarcón dijo...

La absolescencia programada no es mas que el gastar innecesariamente simplemente para actualizar nuestra imagen, por ejemplo con los teléfonos móviles, solo nos interesan los últimos modelos y siempre hacemos lo posible por tenerlos pero no nos damos cuenta de la realidad,¿Para qué gastar dinero que no tenemos en cosas que no necesitamos?
No somos conscientes de lo que está ocurriendo, es todo un timo y un chantaje, ¿Qué es eso de que tener un móvil mejor implicar ser mejor? Nos estamos quedando verdaderamente ciegos, hasta que llegue un momento en el que no podamos ni preguntarnos que estamos haciendo, porque estaremos perdidos con las nuevas tecnologías sin saber que lo único que hacen es aprovecharse de nosotros poniendo "fechas límite" por así llamarlas, culpables de que cada dos años máximo tengamos que volver a invertir en un determinado producto, en este caso he escogido como ejemplo el teléfono móvil pero hay infinidad de productos amañados a cosa hecha para sacar dinero por donde sea.

fnaf1234etc dijo...

La obsolescencia prrogramada...criticada por muchos pero no estudiada profundamente, ya que, aunque para nosotros suponga una clara desventaja y nos pueda parecer una estafa, para otros es el equilibrio de la economía de su propia empresa. Realmente, este método no es únicamente una desventaja, ya que, como bien dice el documental, esta desventaja para unos genera ventajas para otros, tales como las personas paradas que obtienen trabajo debido a esta "estafa". Además, esto, para las empresas, supone un método de supervivencia. Imaginaos por ejemplo que una empresa como Bosch creara un frigorífico que NO CADUCA.¿Qué beneficios podrían obtener estos, sabiendo que cada familia va a comprar un único frigorífico en toda su vida?. Debemos tener una mente abierta y no cerrarnos al egoísmo, ya que, como he explicado, nuestra pequeña pérdida de dinero se ha convertido en el sostenimiento económico de una familia parada cuyo padre o madre ha obtenido un trabajo, o de las miles de empresas que se encuentran a flote debido a este método. Por favor, pensad en lo que os acabo de decir y reflexionad con una MENTE ABIERTA.
Hecho por Ángel León

sergio Poveda Garcia dijo...

Este vídeo nos transmite que las empresas nos intentan estafar,debido a que los productos que comercializan tienen un tanto por ciento de durabilidad y los productos que te ofrecen a pagar en varios períodos pueden llegar a estropearse al poco tiempo de haberlo terminado de pagar.También nos trasmite la desconsideración que tenemos al arrojar los productos que ya no vamos a volver a utilizar a los países subdesarrollados,debido a esta serie de cosas estos países tienen tanta contaminación en su ambiente.

JOSÉ ANGEL POVEDA 4°D

Laura Santos Maciá. dijo...

Mi opinión sobre la obsolescencia programada es que creo que es una práctica comercializada que cada día es mucho mas habitual en la mayoría de las empresas y parte de su defensa es para mantener un nivel alto en ventas de cada producto de la empresa. Al contrario de otras pocas empresas que optan por un producto duradero. Es decir que gran parte de los productos que compramos en la actualidad están hechos para que dejen de funcionar pasado determinado tiempo, esto da a que los fabricantes indirectamente obligan al consumidor a comprar otro producto igual y nuevo para que así ellos aumenten ingresos que es igual a beneficios.
El verdadero problema, dejando a un lado el tema del consumismo, es que la naturaleza también es muy afectada por culpa de este problema, ya que los productos que tiramos a causa de los empresarios, ya que la mayoría de los productos programados para romperse en un cierto tiempo tienen residuos contaminantes y perjudiciales para el medio ambiente.
Para terminar es importante no caer en la trampa de esos productos para no consumir tontamente y no derrochar el dinero.
Laura santos macia 4D

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maximo Rocamora dijo...

Mi opinión sobre la absolescencia programada es ponerle fecha a ese producto para que se estropee y tengan que ir a comprar otro,así los que crean los productos se hacen ricos porq cada x tiempo van a comprar otro producto.
Antes los productos que fabricaban tenían mucha duración por lo que empezaron a tener pérdidas,lo cuál no era bueno para el negocio y desde entonces empezaron a comercializar productos que duraban menos para que vuelvan a comprar otro cuando se les rompa y así sucesivamente.
Lo penoso es que los productos q deshechan los mandan a países subdesarrollados y ahí los mantiene tirados en montañas llenas de ordenadores,móviles,televisores...

Maria De Los Angeles Rosales Carrion dijo...

La obsolencia programada es la programación que se les pone a los aparatos electrodomésticos para que duren un máximo de tantos años,Normalmente suele durar dos años y poco más,lo que suele durar la garantía ya que los trabajadores de los productos quieren que los compren y así tirar los otros,esto en verdad se le llama estafa. Sin embargo, antes de dar una opinión basada en la ignorancia es necesario mirar a nuestro alrededor y recapacitar. Es muy normal que los compradores reaccionen ante la falta de información.Estamos constantemente desechando artículos y muchos de ellos en perfecto estado debido a nuestro ansia de tener el último modelo de cualquier producto. Lo único que hacen los fabricantes con este tipo de métodos es adaptarse a nuestra forma de vida y ofrecer aquello que el comprador busca, novedad.
Por otra parte se ha de mencionar que no todas las empresas ponen en práctica dicho método, ni siquiera en todos sus productos. Por ello y como solución al problema, veo necesaria la información al consumidor de la durabilidad del producto a comprar, de este modo, los compradores podrán elegir por ellos mismos la longevidad de aquello que desean. Asimismo, se podrá verificar qué durabilidad es la más demandada y adaptarse a ella ofreciéndola en mayor número de artículos
Hecho por María de los Ángeles Rosales Carrión 4C

Sebastián Criollo 4o C dijo...

Respecto la obsolescencia programada, cuya definición no repetiré ya que aparece en todos los comentarios anteriores, estoy a favor.
Además de ser un método el cuál hace funcionar la economía de varios países, también, a mi parecer, tiene mas ventajas que desventajas. Por ejemplo, el aumento del consumo entre la población aumenta los beneficios económicos de varias empresas, y así estas invierten más en la investigación y desarrollo de productos con los cuales salimos beneficiados nosotros, aparte de ellas. Se dice que es una estafa hacia el consumidor, pero acaso la mayoría de personas no cambian un producto por otro nuevo y a la moda, independientemente de si aún funciona o no el que ya poseen; a eso no se le puede llamar estafa o engaño; y en el caso de que se compre otro producto cuando el anterior ya se ha estropeado por dicha obsolescencia, la población es suficientemente lista para ser consciente de que la renovación de ese artículo tenía que llegar algún día, o no creo que alguien piense que venden aparatos electrónicos que duren eternamente . Por otra parte, la clara desventaja es la contaminación que provoca, la cuál no tiene escusa, no obstante este problema tiene más de una solución(que ya son explicadas en otros comentarios) y no supera a las ventajas que ofrece la obsolescencia programada.

Alejandro Riquelme Monera dijo...

En mi opinión,la obsolescencia programada desde el punto de vista económico está muy bien ya que al hacer que estos productos duren menos tiempo en estropearse y haciendo así que las personas compren ese producto con más frecuencia genera mayor cantidad de dinero que es lo que principalmente le interesa a las empresas,pero si lo miramos de una perspectiva diferente el hacer que los productos se agoten con más facilidad indirectamente también implica utilizar una mayor cantidad de recursos naturales y esto para recursos que no son renovables no supone un beneficio para nada,por eso lo que pienso sobre este tema es que está bien que las empresas hagan eso para obtener un beneficio económico,pero que deben tener en cuenta también la sobreexplotación de estos recursos.
También si lo miramos del punto de vista medio ambiental la obsolescencia programada es perjudicial;Por ejemplo,en el caso de los ordenadores,teléfonos móviles...que cuando se rompen los mandan a los países del tercer mundo creando los llamados "Vertederos Tecnológicos" en estos vertederos los restos se queman y esto provoca un desprendimiento de CO2 que pasa a la atmósfera y una forma de evitar esto es que los nuevos aparatos duren más tiempo para reducir la cantidad de dispositivos que llegan a estos vertederos y no al contrario,así que la obsolescencia programada se puede decir que también implica contaminación del medio ambiente,por lo tanto no estoy a favor de la obsolescencia programada.

Fran Royuela dijo...

En uno de los días se me ocurrió que se podría crear unos productos tuviesen una vida útil mayor a los productos actuales y que estos se vendieran más caros, pagando el salario de los trabajadores a mayor precio y la empresa también obtuviera más beneficios. De esta manera gastaríamos menos recursos y contaminariamos menos, pero tendría el riesgo de que a los compradores se les rompiera el producto de una manera diferente a como se rompen en los productos actuales (porque una impresora como la que se pone de ejemplo se te puede romper de mil maneras y que no se gaste el número máximo de impresiones) y ese comprador tuviera que gastar más dinero en obtener otro producto (y también en el viaje a la tienda que cuesta gasolina y esfuerzo), que también ayudaría a las empresas. En conclusión, estoy de acuerdo con la obsolescencia programada por mucho que tal vez te haga gastar más dinero.

david ricarte dijo...

Empecemos. Bueno bajo mi punto de vista creo que tenemos una idea un tanto equivocada sobre la obsolescencia programada. Gran parte de la sociedad piensa que estos determinados seres nos están estafando con sus productos. Creo que si todos nos pusieramos en la piel de estos ``estafadores´´ hariamos exactamente lo mismo que ellos. Ellos no son estafadores, son egoistas, pero eso no es nada malo, pongamos el ejemplo de que eres un empresario, seamos sinceros piensas en tu estabilidad economica, no en la de tus compradores. Asi que mas que estafadores son egoistas como lo seria uno y cada uno de nosotros. Tambien nos quejamos de que nos timan cuando nosotros le damos entrada libre a que nos timen. pongamos el ejemplo de los moviles, por ejemplo una empresa que no sea muy conocida, venga va... apple. bueno cada año apple saca un nuevo modelo de iphone. La sociedad de hoy en dia esta obsesionada por tener todo lo nuevo. Asi que tu le das motivo a las empresas de iphone a que te timen. Pongamos que tienes el iphone 5, y que lo tienes nuevo, casi sin estrenar, que va perfecto, pero que pasa, sale el iphone 6, porque en vez de comprarte el nuevo modelo, no te quedas con el tuyo, pero si va perfecto, pues eso, aun asi te compras el nuevo modelo. Pues ¿que hace apple,esperarse 6 años a sacar otro modelo? pues no,ellos son listos, cada año nuevo modelo y tu perdiendo dinero (la historia interminable). Asi que en parte le tengo que dar gracias a estas empresas, porque gracias a su economia, el estado va para alante por mucha culpa a las empresas a las que tu amigo, criticas sin saber que estas empresas tiran a España hacia delante. Estas empresas pongamos otro ejemplo, empresas de electrodomesticos, si compras una lavadora y te da 5 años maravillosos lavadando ropa, la vas criticar por no durar toda la vida, por favor piensa un poco en los trabajadores de las empresas,ellos tambien comen y tambien necesitan dinero, deberias darle las gracias a la empresa y empresarios por haberte dado un lavado de ropa increible durante 5 años. No te cuesta nada comprarte otra sabiendo que vas a tener otros 5 años estupendos lavando ropa. No seamos quisquillosos, nosotros si crearamos electrodomesticos no los hariamos invencibles, no nos compensa. Este bajo mi punto de vista es el lado positivo. No es estafa, es estabilidad.

Parte negativa de todo esto, estos productos son desechados a paises sin desarrollar y quieras o no perjudica, ya que si los mandan no los mandan en buenas condiciones. Tambien hay que añadir que si estos productos supuestamente estropeados se pueden arreglar y mandar a paises sin desarrolar no es algo precisamente bueno otra vez para la economia. Si mandan un producto en el que se han gasta X dinero en piezas para luego entregarlo gratis pues estan perdiendo dinero. Es una pena para el medio ambiente, pero no para la economia. Asi que si tengo que añadir un inciso es que realmente creo que aunque las empresas nos engañen, es por su bien o porque le damos motivos para hacerlo